Top

Blog

Sabemos la importancia que tiene tu piel y lo segura que te hace sentir una piel saludable, es por eso que aunque el invierno se esfuma, debemos tener los cuidados necesarios. Te daremos unos pequeños consejos para cuidar tu piel:

  • Tu piel siempre humectada. Es recomendable de acuerdo a tu tipo de piel, ocupar cremas corporales líquidas, con las cuales al menos humectes tu piel dos veces al día, por la mañana y por la tarde. Recuerda que entre menos resequedad tengas evitarás daños en tu piel.
  • Utiliza un exfoliante al menos dos veces por semana. Como mínimo dos veces por semana haz una limpieza completa para tu rostro. Ésto permite que tu piel tenga un momento de paz y deja que tu piel respire.
  • Consiéntete a ti y a tu piel por lo menos una vez a la semana con algún tipo de mascarilla, que le brinde suavidad y frescura a tu piel.
  • Temperaturas bajo control. Recuerda que los cambios extremos de temperatura no sólo dañan tu salud, si no también tu piel. Al momento de ducharte, no ocupes agua muy caliente pues tu piel lo resiente haciendo que con el tiempo suframos de resequedad.
  • Nutrición. Una dieta variada con frutas y verduras, además de cereales, nos aportarán la cantidad de vitaminas y antioxidantes necesarias que necesita nuestra piel. Alimentos con vitaminas A y E nos ayudarán a evitar los daños sobre la piel y mejorar nuestros mecanismos de defensa naturales.
  • La piel de las manos. Tanto el frío como el contacto diario con el agua, debido a tus labores domésticas, hace que sea una de las partes de tu cuerpo que sufra de mayor resequedad. Nada que una buena crema sólida y de manos no pueda solucionar.

Estos consejos te ayudarán a cuidar tu piel y la de tu familia ¿Conoces algunos más? Compártelos con toda la comunidad Sweet Plus.